Noticias

Miércoles, 05 Septiembre 2018 14:09

León Arismendi: nuevo tabulador demuestra “improvisación que caracteriza al Gobierno”

Escrito por TAL CUAL

De acuerdo al nuevo tabulador salarial se desprende que los entes del Estado y las empresas públicas pagarán hasta un máximo de 1,5 salarios mínimos


La improvisación reina y los nuevos tabuladores para la administración pública nacional no son la excepción. El abogado y director General del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) León Arismendi comentó que las nuevas tablas salariales para este sector no pueden entrar en “conflicto” con las convenciones colectivas.

Dentro de las nuevas estipulaciones para el cálculo a los trabajadores está que las primas, bonos, compensaciones “y demás conceptos asociados a variantes de guerra” fueron eliminados, y pasan a  estar “incluidos” dentro del salario base, establecido en 1.800 bolívares soberanos (180 millones de bolívares viejos).

“El decreto del salario mínimo deja vigentes cualquier beneficio que los trabajadores tengan”, sentenció Arismendi, al tiempo que explicó que el Gobierno no puede hacer una especie de sumatoria de todos los beneficios que tienen los trabajadores para sumarlos al salario mínimo.

“El propio decreto dice que el salario debe pagarse íntegro y no debe alterar ningún otro beneficio que perciba”, destacó el abogado en asuntos laborales.

Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.403. Artículo 8°: Se mantendrán inalterables las condiciones de   trabajo no modificadas en este Decreto, salvo las que se adopten o acuerden en beneficio de la  trabajadora y el trabajador.

De acuerdo al nuevo tabulador salarial se desprende que los entes del Estado y las empresas públicas pagarán hasta un máximo de 1,5 salarios mínimos, mientras que en la tabla de salario vigente el tope equivale a 2,5 salarios mínimos.

A juicio de León, las conquistas que se han acumulado “no pueden ser alterados de forma unilateral por el patrono, en este caso, el patrono Estado. De ser afectados los bonos y compensaciones establecidos en contratos colectivos, se estaría violando el precepto constitucional que establece la progresividad de los beneficios laborales”.

En el caso de maestros y profesores universitarios, existen unas tablas salariales que se establecieron recientemente y ubican las escalas con respecto al sueldo mínimo. Por ejemplo, el escalafón más bajo para los profesores universitarios se ubica en 4,75 salarios mínimos.

El director del Inaesin mencionó que este nuevo tabulador, que aún no ha sido publicado en Gaceta Oficial, son instrucciones a la administración para que haga las sumatorias, “y está vinculado a la improvisación que caracteriza al Gobierno. En donde quiera que haya habido un pacto o convenio para establecer sueldos, no se pueden revertir”.